Un lugar común

Hay muchos clichés que nos rodean desde que tenemos uso de razón. “El que persevera alcanza”; “Dar para recibir”; “No hagas a otro lo que no quieres que te hagan a ti”; “Puedes ser lo que quieres ser”

Ser las flores amarillas del jardín. 

El niño que nunca dejó de jugar con legos.

El jefe al que le apesta todo. O el amable.

La pareja que baila The way you look tonight el día de su matrimonio. 

Podríamos ser tantas cosas. Un lugar común, por ejemplo. Esta ciudad está llena de lugares que no llaman la atención, como el parque del barrio. Todos los días, cuando voy camino al trabajo, veo a la señora de las empanadas contando monedas. A un lado su hijo terminando la tarea, sentado en la vereda y con el cuaderno apoyado en las piernas. Si voy a tiempo, 08:45 avanzo a ver al oficinista, con traje y maletín. Y si voy atrasada, puede ser que a las 09:00 me encuentre con la chica que una vez me recomendó leer a Rimbaud. 

Todos los miércoles veo pasar a Juan. Va con sus muletas y una mochila. Hace dos meses tuvo un accidente. Su novia murió y él quedó con una recuperación sin efecto. Cada vez que habla de ella, la recuerda como la mujer más hermosa del mundo. Juan es el superhéroe de una muerta. Va un día a la semana al parque porque a Laura le gustaba ir. Y mira cada árbol, cada esquina. Le gusta creer que cada brisa fuerte que choca en su cara, es ella. 

Podemos ser lo que queramos ser. Yo escojo el lugar común con gente ordinaria. Gente que, a pesar de una pérdida o pobreza, vive. Piensa, siente, recuerda, camina.

Vive…

                                                  Imagen

2 comments

  1. No soy un fulano con la lagrima fácil
    de esos que se quejan solo por vicio
    si la vida se queja le meto mano

    y si no aun me excita mi oficio,
    y como ademas sale gratis soñar
    y no creo en la reencarnación,
    con un poco de imaginación
    partire de viajeenseguida
    a vivir otras vidas,
    a probarme otros nombres,
    a colarme en el traje y la piel
    de todos los hombres
    que nunca sere:

    Al capone en chicago
    legionario en mejilla
    pintor en montparnesse,

    mercader en damasco
    costalero en sevilla
    negro en nueva orleans,

    viejo verde en sodoma
    deportado en siberia
    sultan en un haren,

    ¿policia? ni en broma
    triunfador de la feria
    gitanito en jeres,

    tahur en Montecarlo
    cigarrillo en tu boca
    taxista en Nueva York.

    El mas chulo del barrio
    tiro porque me toca
    suspenso en religion,

    confesor de la reina
    banderillero en cadiz
    tabernero en dublin.

    Comunista en las Vegas
    ahogado en el titanic.
    Flautista en Jamelin.

    Billarista a tres bandas
    insumiso en el cielo
    dueño de un cabaret.

    arañaso en tu espalda
    tenor en rigoletto
    pianista de un burdel.

    Bongosero en la Havana
    casanova en Venecia
    anciano en Shangri La,

    Polizon en tu cama
    vocalista de orquesta
    mejor tiempo en Le Mans.

    Cronista de suceros
    detective en apuros
    conservado en alcohol.

    Violador en tus sueños
    suicida en el viaducta
    guapo en un culebron

    Morfinomano en China
    desertor en la guerra
    boxeador en Detroid.

    Cazador en la India
    marinero en marsilla
    fotocrafo en play boy.

    Pero si me dan a elegir
    entre todas las vidas yo escojo
    la del pirata cojo
    con pata de palo,
    con parche en el ojo,

    con cara de malo,
    el viejo truhan, capitan
    de un barco que tuviera
    por bandera
    un par de tibias y una calavera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s